INICIO   //   Consiente y cuida a mamá cada día del año

Consiente y cuida a mamá cada día del año

Licenciada Ilona Benítez, Psicóloga Clínica. Colegiado 9,270
La voz del experto

@intromind.psicología
Tel: 2232-6128
Cel: 5922-5539

 

Edwin Chapin dijo una vez: “Ningún idioma puede expresar el poder, belleza y heroísmo de una madre”. Uno de los primeros amores que experimentamos los seres humanos es el maternal, el cual nos sirve como un modelo para nuestras futuras relaciones interpersonales. Con este vínculo, comienza nuestra conexión con el mundo que nos rodea.

 

Celebrar el Día de la Madre no es solo una forma alegre de mostrar aprecio a quien te ama incondicionalmente, su importancia recae en el impacto psicológico de nuestro vínculo con las figuras maternas en nuestra vida.  Sin embargo, el amor y aprecio hacia una madre es posible de demostrarse cada día con pequeñas acciones.

 

¿Cómo cuidar de mamá?

Existen distintas formas en que podemos demostrar amor. Si somos creativos y curiosos podremos utilizar los distintos lenguajes del amor. Gary Chapman, menciona que las necesidades emocionales más básicas que podemos experimentar son el amor y el afecto, el tener un sentido de pertenencia y ser amado. La reciprocidad en cuanto a estos sentimientos es de suma importancia para nuestro desenvolvimiento y, que mejor que demostrarlo a nuestra madre, la persona que está incondicionalmente a lo largo de nuestra vida, para ponerlo en práctica cada día.

 

El primer lenguaje del amor son las palabras de afirmación. Chapman menciona que estas son cumplidos o palabras de aprecio. Pueden ser palabras de ánimo como, por ejemplo: “Eres la mejor en lo que haces mamá” o “Me siento orgulloso de ti”. También, son palabras amables y bondadosas como, por ejemplo: “Te quiero”, “Gracias por hacer esto para mi”, entre otras. Incluso, este lenguaje lo ponemos en práctica al realizar afirmaciones humildes, o sea, pedir no demandar. Un ejemplo es: “Podrías hacerme favor de realizar esto”, etc.

 

Pero esta solo es una manera de demostrarle amor a nuestra mamá cada día. Un segundo lenguaje de amor es dedicar tiempo de calidad. Chapman comenta que la unión es un elemento fundamental en esta manera de demostrar amor y afecto. Es realizar actividades con nuestra madre por un corto o largo período de tiempo, pero donde nuestra atención esté totalmente enfocada hacia ella. El poder escuchar, conversar y comprenderse mutuamente. Puedes practicar este lenguaje conversando con tu madre durante algún tiempo de comida o realizando alguna actividad que sea del agrado de ambos. El centrar nuestra atención en esta persona es sumamente importante y fortalecerá la relación. Además, hará sentir más amada y apreciada a nuestra madre.

 

Consiente y cuida a mamá cada día

Una tercera forma de demostrar amor, y probablemente la más evidente e importante porque trasciende culturas, es dar algún detalle o regalo. Chapman menciona que no es importante el costo del regalo, sino pensar en la otra persona. Es entregarlo como una forma de expresión de amor y no es necesaria una ocasión especial para hacerlo. Puede ser su dulce o snack favorito, o algo hecho con nuestras propias manos. Lo más importante es el significado y poder hacer énfasis en que estaba en nuestra mente y por esa razón lo hicimos.

 

La cuarta forma de demostrar amor es a través de los actos de servicio. Chapman menciona que es hacer cosas que a la otra persona le agradan. Ayudarla con la comida, a cargar algún objeto, llevarla a algún lugar que ella desee, apoyarla con algún pendiente, son acciones que podemos realizar con nuestra madre y, aunque ella no lo exprese, seguramente le hará sentirse querida y apreciada.

 

El último lenguaje del amor es el contacto físico. Si somos personas que no nos gusta la cercanía física, esta bien. No tiene que ser por mucho tiempo, pero es una manera muy fuerte de demostrar amor. Puede ser una caricia, un pequeño abrazo, un beso en la frente o mejía, incluso un masaje por un corto periodo de tiempo. Esto transmitirá a mamá el aprecio y sentido de pertenencia que todos necesitamos.

 

No debes de practicar solo uno, puedes practicar varios en un mismo día o uno diferente cada día. Aunque en ocasiones creamos que estas pequeñas cosas no son relevantes, para ella lo son y, seguramente, te lo demuestra con un “gracias”, un “te quiero, cocinando tu comida favorita o enviándote un mensaje. No dejes pasar ni un solo día sin mostrarle a tu madre cuánto la amas y lo agradecido que estas. Recuerda, todo ese amor que das, se te multiplicará de muchas formas.


Compartir:

-->